h1

Nuestra biografía del lector

marzo 15, 2010

Durante el tiempo que hemos realizado los talleres del Programa Papagayo hemos podido comprobar como algunos de los docentes participantes recuerdan a un abuelo o abuela que les contaba cuentos, un hermoso libro que les regalaron cuando comenzaban a leer, a un padre o maestro que estimuló en ellos el interés y el amor por la lectura; mientras que muchos otros confiesan no haber vivido ninguna de estas experiencias.

En este sentido es importante escribir y revisar nuestra biografía de lector (segundo ejercicio de la Unidad III de la Guía de Actividades), pues cada uno de nosotros tiene una historia en lo que se refiere a la relación con el lenguaje y la palabra, los libros y la lectura que, si analizamos con detenimiento, puede explicar el por qué, ya adultos, somos buenos lectores (sabemos leer bien, disfrutamos la lectura y ella es parte importante de nuestra vida), o sólo somos lectores ocasionales (leemos de vez en cuando, por obligación o razones de trabajo y no le damos mayor importancia a esa actividad), y comprender hasta qué punto esa condición de “lector” o “no lector” puede afectar nuestra tarea como docentes en el salón de clases, ya que cada día, de alguna manera, en las actividades que realizamos con nuestros alumnos, en la relación que establecemos con ellos a través de los libros y la lectura, estamos ayudando a construir sus propias biografías de lector.

María Elena

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: