h1

Gianni Rodari

abril 4, 2011

“Gianni Rodari nació en Omegna (Italia), el 23 de Octubre de 1920. Murió en Roma el 14 de Abril de 1980. Entró al seminario de San Pietro Martire, de Seveso, donde permaneció durante tres años. Asistió al Istituto Magistrale. En 1937 se graduó de maestro. Se inició como educador en casa de una familia de judíos alemanes exiliados de su país. En 1936 publicó ocho historias sobre el semanario católico Acción Juvenil y comenzó una colaboración con Ligero. Mientras trabajaba como periodista comenzó a escribir cuentos para niños. En esos años, publicó El libro de rimas infantiles y Novela Cipollino. Sus primeros textos para niños son en 1948, en las páginas de L’Unitá, Vie Nuove y Noi Donne. Narraciones cortas humorísticas, sus primeras filastrocche, coplas y retahílas ligadas a la poesía popular italiana. De estos textos surgieron sus primeros libros para niños: El libro de las retahílas, 1950 y Las aventuras de Cipollino, 1951. En los años 60, Rodari recorre las escuelas italianas “para contar historias y responder las preguntas de los niños. Porque siempre hay un niño que pregunta: ¿Cómo se inventan las historias?, pregunta que merece una respuesta honesta.” Su actividad culminará en la reescritura y publicación de su libro Gramática la fantasía, en 1973. En 1970 recibe el Premio Hans Christian Andersen.

Hombre vital y comprometido, político, periodista, pedagogo y escritor que hizo de la palabra su acción. Trata de abrir en el mundo un espacio para la imaginación creadora, de permitir a los niños intervenir en ese mundo imaginando nuevas posibilidades, llevándolas a cabo. Pedagogo de la imaginación, hombre que se puso abiertamente al lado de los niños, defendiéndolos como creadores activos con capacidad de transformar el mundo. Rodari lega una poética de la imaginación, desde una propuesta práctica y reflexiva. Desentraña uno de los secretos del arte creativo a través de dos condiciones que le son inherentes: el movimiento binario y rítmico: sístole, diástole, y la posibilidad del extrañamiento, el movimiento permanente de esa conjunción binaria entre el lenguaje y la realidad surge la posibilidad de una alteración. Al cambiar esa relación al azar, pero cuidando que el binomio sea lo suficientemente sugerente como para desatar una historia, surge una nueva realidad, pero nos pertenece porque la hemos creado. El niño deja de ser pasivo y se vuelve creador. Involucra su realidad y la transforma. Todo el pensamiento de Rodari acerca de la creatividad, del juego, de la necesidad urgente de una reforma de la escuela”.

Para leer más: http://elmundodelaimaginacin.blogspot.com/2009/12/gianni-rodari.html

Libros de la fantasía

Gianni Rodari
Traducción de Esther Benítez, Manuel Barbadillo, Ramón Prats, Carlos Sampayo y Elena del Amo
Barcelona: Blackie Books, 2010

http://revistababar.com/wp/?p=2758

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: