Posts Tagged ‘Creatividad’

h1

Docentes y promoción de la lectura: diez ideas

junio 20, 2013

Rosemary_Wells1

“Docentes y promoción de la lectura: diez ideas”

“ ¿Eres docente? Seguro que estás entonces muy ocupado lidiando con el orden y el programa y apenas tienes tiempo para hacer actividades especiales. Sin embargo es muy valiosa la influencia que tienes sobre tus alumnos en temas de lectura. Conseguir alumnos lectores les ayuda en la compresión de muchas asignaturas y los transforma en personas curiosas y llenas de vitalidad. Y lo mejor es que no hace falta recargar las actividades. Basta con ser conscientes de nuestra labor y realizar pequeñas acciones diarias. Aquí van algunas ideas…”


Para continuar leyendo haga clic sobre el siguiente enlace:

http://anatarambana.blogspot.com/2013/04/docentes-y-promocion-de-la-lectura-diez.html

Anuncios
h1

CREATIVIDAD Y LIBERTAD, PREMISAS PARA UN TALLER DE ESCRITURA

mayo 2, 2012

CREATIVIDAD Y LIBERTAD, PREMISAS PARA UN TALLER DE ESCRITURA

Por Fanuel Hanán Díaz

   “Estamos dejando atrás la época de las personas inteligentes, alborea  una nueva: la época de las personas creativas”.

                        RAUDSEPP, E.

La creatividad hoy en día es una disciplina, conocida con el nombre de creática por algunos investigadores de esta ciencia vinculada a la psicología, la cual trata de explorar qué mecanismos hacen posible esta capacidad en el ser humano.

Existen distintos niveles y tipos de creatividad, así como diversas explicaciones para este fenómeno. Sin embargo, para los fines de este taller nos interesa localizar el desarrollo de algunos contenidos vinculados a la práctica escolar, y de qué manera podemos desarrollar la creatividad en nuestro niños a la hora de enfrentarse a sus propias producciones escritas.

PRÁCTICA:  INTENTEMOS DEFINIR LO QUE ES LA CREATIVIDAD.

     Ciertamente la creatividad requiere ser estimulada, ya que ella depende de factores externos, como el ambiente, el clima de trabajo, el acceso a la información, los materiales de que dispone… que acoplados a factores internos, como la perseverancia, el conocimiento acumulado, el interés y las destrezas personales, hacen posible en acto creativo, manifestado en un producto acabado.

  1. Somos creativos cuando encontramos la solución  a un problema determinado.   No sólo porque dominamos un procedimiento (por ejemplo, resolver una regla de tres), sino porque somos capaces de aplicar ese mismo razonamiento en otro contexto.

                   Tenemos que armar una maqueta más  grande de lo que habíamos calculado en    principio.  Sólo que no sabemos qué cantidad    de cartón extra vamos a necesitar, si ya teníamos comprado una lámina de 1 metro  cuadrado.  Posibles soluciones para discutir en grupo

  1. Somos creativos cuando decidimos hacer transformaciones sobre un modelo estándar que ya conocemos.  Por ejemplo: cuando tenemos que crear nuestras propias adivinanzas.
  2. Somos creativos cuando introducimos variaciones personales a una fórmula que ya está establecida.  Por ejemplo: cuando tenemos que cambiar el final de un cuento.
  3. Somos creativos cuando tenemos la capacidad de generar nuevas formas, valiéndonos de nuestras habilidades y conocimientos.  Por ejemplo: se nos pide que formemos la mayor cantidad de palabras diferentes, utilizando únicamente las letras de la palabra “murciélago”.
  4. Somos creativos cuando podemos improvisar una respuesta, una actividad, una solución, en medio de un contexto que nos era el esperado.  Por ejemplo: llega al salón de clases para la hora del cuento.  Mis alumnos esperan ansiosamente la sección de narración oral.  Cuando busco en mi bolso me doy  cuenta de que dejé en casa el libro que tenía preparado para leer.  ¿Qué se me ocurre para que los niños no pierdan esta actividad?
  5. Somos creativos cuando actuamos de manera autónoma y espontánea par darle salida a nuestra imaginación .  La imaginación, un término de ambigua definición, está estrechamente vinculada con la creatividad. Por ejemplo: cuando escribimos un cuento de nuestra propia invención, cuando hacemos un dibujo de lo que sentimos o percibimos en un momento determinado.
  6. La originalidad podríamos definirla como el polo máximo de la creatividad, en la medida que aquello que hacemos obedece a un resultado personal.  Sin embargo, para llegar a ella se hace necesario un largo proceso reobservación, ensayo, información y reflexión, que no excluye la imitación de modelos o el profundo conocimiento de una fórmula, a fin de poder subvertirla.

        En mayor o menor grado, la creatividad  supone una manera distinta  de ver las cosas    o se asocia a una “iluminación” , que hace posible ver aquello que otras personas no ven.  Así un pedazo de hierro puede ser basura para una ama de casa, una palanca  para un mecánico, un material reciclable para    un herrero… o una obra de arte para una  escultora que, aplicando ciertas técnicas, pude convertirlo en un “árbol tropical con    círculos”… o “figura en movimiento”.

        Por eso se dice que la creatividad es   subversión, desde dos puntos de vista.  En    primer lugar, existe una ruptura de lo     convencional, incluso se va en contra de lo establecido.  En segundo lugar, lo creativo  puede ser un medio de denuncia y crítica    social.

        Últimamente se ha desmitificado la figura  del genio y todas las relaciones románticas  que se establecían entre los artistas (pintores,   músicos, compositores, escritores).  Sus  formas de vida han quedado como un     estereotipo.  Así que el refrán: “De músicos,    poetas y locos, todos tenemos un poco”, sigue   teniendo vigencia.

        No importa el sexo, el oficio, la condición  social, la raza o incluso la edad, para que podamos ejercer nuestra creatividad.

        Todavía se mantiene la interrogante de si  “el poeta nace o se hace”, así como podríamos    decir del músico, del inventor o del artista plástico.  Evidentemente existe una  disposición personal para cada una de estas      artes, que de alguna forma se explican por la  teoría genética.  Sin embargo, existen       numerosos casos de personas adultas que han comenzado tardíamente a desarrollar su vena   artística, como Van Gogh, o cuyas máximas  creaciones hay cristalizado en la madurez de su vida, como Cervantes o Wagner.

        En todo caso, es obligación de la escuela  favorecer el acercamiento temprano con    todas las esferas de la creación e impulsar el     desarrollo de estas habilidades en los niños,    de manera que puedan encauzar estas  habilidades de forma temprana y acertada.

        La tenacidad se defina como una cualidad esencial para la creatividad.  No basta con tener una aptitud si no se practica o ejercita.  Los hermanos Lumiére, inventores del cine,  Edison, descubridor de la electricidad o más  contemporáneamente, Gabriel García Márquez, autor de Cien años de Soledad, se dedicaron de lleno a ensayar sus prototipos, a  comprobar sus hipótesis o a ensayar sus       estilos con rigor, con método, con paciencia.

        Ahora bien, de qué manera podemos contribuir al desarrollo de la creatividad en    nuestros alumnos, cómo podemos orientar sus propias búsquedas y lograr que valoren    sus propias creaciones.  A continuación le ofrecemos algunas sugerencias útiles:

  •    Estimule el desarrollo del pensamiento  divergente o lateral,  o sea, aquél que explora    de manera libre las múltiples posibilidades  imaginativas de un fenómeno.
  •    Para ello, utilice la pregunta inteligente como estrategia de conducción para llegar a caminos de creatividad.
  •    Haga pensar a sus niños acerca de cada elemento del proceso de escritura: escogencia   del tema, recursos, sentimientos relacionados,  personajes, extensión…
  •    Comience cada creación con una sesión introductoria que involucre la conversación,      la lectura de un texto, la participación de los  alumnos o la búsqueda de asociaciones    vinculadas con la producción que se va a comenzar.
  •    No obligue la participación de los niños. Respete su ritmo de trabajo y la necesidad de    incubar internamente las ideas que desarrollarán más adelante.
  •    Construya un ambiente de entusiasmo y libertad, durante cada sesión de trabajo.  Estimule la investigación, el espíritu crítico y el respeto por cada propuesta individual.
h1

“mirar todo desde ningún lado”: ¿Cómo pensamos, cómo aprendemos?

abril 13, 2012

                                                                                GREGORY BATESON   (y su perro,  supongo…)

“mirar todo desde ningún lado”: ¿Cómo pensamos, cómo aprendemos?

“Bateson “obliga” al lector a reflexionar de una forma no acostumbrada en nuestra cultura”.
“Bateson busca los principios de organización del pensamiento: ¿Como pensamos lo que pensamos?. Hay un desplazamiento de la mirada, del punto de observación. Se desplaza de las “cosas” a las relaciones entre las cosas.

Gregory Bateson: Un Pensamiento para la Complejidad

“No es simple hablar de Gregory Bateson. Se trata de un pensamiento complejo que intenta -precisamente- sentar las bases para superar la reducción del razonamiento occidental y pensar la complejidad. Finalmente la “realidad” es tan sólo una red compleja de relaciones. Bateson es un personaje no encasillable en disciplina alguna que -sin embargo- se mueve en casi todas las esferas de las ciencias humanas : comunicación, antropología, psiquiatría/psicología, zoología, biología, etología, cibernética, etc. El acuña un término que pudiese rendir cuenta, de alguna manera, de su “diáspora disciplinaria” : el se ocupa de la HISTORIA NATURAL o, más precisamente… de la ECOLOGIA DE LA MENTE.

Se encuentra en Gregory Bateson una libertad de reflexión que sólo es posible entender a la luz de su mirada transdisciplinaria. Después de sus primeros trabajos de campo como antropólogo, e incluso ya allí (“Naven”) no se encuentra en Gregory Bateson sino inter y transdisciplina. Lo que queremos plantear es simplemente que la dificultad de encasillar a Bateson en una disciplina no es un hecho arbitrario ni mucho menos trivial. Bateson se mueve entre diferentes disciplinas y de alguna manera se encuentra por encima de cualquiera de ellas. Pensamos que es -precisamente- esa condición de “mirar todo desde ningún lado” (que en términos batesonianos equivale a “mirarlo todo desde todos los lados”) lo que le da libertad a su reflexión. Bateson toca todo sin comprometerse con nada que ya haya tocado aquello que él está tocando. Bateson todo lo ve desde un lugar que es inubicable. Ese lugar inubicable es justamente la TRANSDISCIPLINA.

Lo singular del pensamiento batesoniano se debe justamente a su amplio alcance y a su generalidad. Bateson desafía, con absoluta libertad, los supuestos básicos e incluso los métodos de las diferentes “ciencias” en las que incursionó. En una época caracterizada por la fragmentación y la especialización él se ubica en los límites de un pensamiento global, holístico. Fritjof Capra compara el pensamiento de Bateson con un holograma, como una forma de dar cuenta de que, al tomar cualquier “porción” de su pensamiento encontraremos siempre la totalidad del mismo.

Bateson busca relaciones nuevas. Construye relaciones. Su particular modo de pensar escapa y desafía fuertemente la lógica occidental que nos acostumbra (enculturización obliga) a métodos inductivos o deductivos. Bateson reflexiona “abductivamente”, es decir, relacionando de un modo diferente los eventos o sucesos que caen bajo su mirada. La abducción batesionana es creativa por cuanto ella permite hacer surgir relaciones nuevas allí donde la cultura las oculta. En ese sentido su reflexión es terapéutica por cuanto des-concierta (rompe el “concierto”), confunde (co-funde…fusiona) y asombra (saca de la sombra). El mismo relata una anécdota (Espíritu y Naturaleza) que pudiese dar cuenta de lo que aquí queremos plantear :

Siendo profesor de un centro de estudios superiores, él recuerda, siempre con la ironía característica de él, cierto rumor que sobre él circulaba entre los alumnos. Se decía que Bateson sabía algo que no decía, se rumoreaba que él “escondía” algo respecto de lo que hablaba en clases. Supuestamente el no decía todo lo que sabia. Siempre “ocultaba” algo de su reflexión. Cuando un alumno se le acerca y en un tono de complicidad le da a entender que ha “captado” aquello que Bateson esconde (su co-sanguineidad irlandesa…dice el estudiante…)… Bateson se asombra. ¿Escondo algo yo….se pregunta?…indudablemente que no….se responde. ¿Cómo surge esa con-fusión ?……El instante es de iluminación…¿por qué esa sospecha del alumno?…no puede sino concluir que él (Bateson) piensa de una manera diferente a la que se acostumbra a pensar. Su modo de “razonar” era diferente al resto. Mas tarde dirá que su epistemología -definida por él como “el conocer como conocemos”- es diferente.

Bateson busca los principios de organización del pensamiento: ¿Como pensamos lo que pensamos?. Hay un desplazamiento de la mirada, del punto de observación. Se desplaza de las “cosas” a las relaciones entre las cosas. En este sentido lucha, casi desesperadamente, contra el lenguaje occidental por cuanto éste no es apto para dar cuenta de los procesos..de las relaciones. Es un lenguaje hipostasiante, cosificante, lineal y causal. En reiteradas oportunidades explicitará que nuestra lógica occidental de razonamiento -absolutamente patológica- se encuentra anclada en las estructuras lineales de nuestro lenguaje. Intenta superarlo mediante pequeños cuentos, historias que se encadenan unas dentro de otras como en un enorme circulo recursivo. Su lenguaje es metafórico, irrradiante. Contextual y configuracional. Volveremos sobre este punto.

UNA EPISTEMOLOGIA PARA EL CAMBIO CULTURAL.

I.-“Los hombres son mortales, II.-“La hierba muere,

Sócrates es un hombre, los hombres mueren,

entonces, Sócrates es mortal” entonces, los hombres son hierba”

Pensamos que en este segundo silogismo, bautizado por sus biógrafos como el “silogismo batesoniano”, se puede sintetizar la potencialidad terapéutica del pensamiento de Gregory Bateson. Evidentemente “algo” no “cuadra” en aquello de que los hombres son pasto o hierba… y sin embargo, es obvio…. también lo somos. Algo tenemos de común con el pasto, algo nos une a la hierba. La “abducción batesoniana” nos permite establecer pautas comunes entre los hombres y el pasto. Se trata de un modo diferente de establecer relaciones…de buscar “pautas que conecten”…Si no vemos dichas relaciones (pautas/pattern) entre el pasto-hierba y el hombre es debido a nuestra lineal y unilateral forma de pensar. Nuestra epistemología es limitante. Castra y reduce la observación. Cierra los arcos de las relaciones entre los procesos. Impone una relación y queda ciega al enorme arco de otras relaciones posibles. Bateson buscará siempre poner en evidencia esos otros arcos relacionales. Son las “pautas (pattern) que conectan”. En sus propias palabras (Espíritu y Naturaleza) :

“¿Que pauta conecta al cangrejo con la langosta? … ¿y a la orquídea con el girasol?

….¿y que es lo que une a todo aquello entre si?…¿y todo ello conmigo?.. ¿y

a Ud. conmigo?…¿y a todos -nosotros y aquello- con la ameba por un lado y con el

esquizofrénico que encerramos por el otro…?.

Una de las ideas centrales de la epistemología que inaugura Gregory Bateson es el hecho de que la estructura de la naturaleza y la estructura de la mente (mind) son reflejos la una de la otra. La mente y la naturaleza constituyen necesariamente una unidad (“Espíritu y Naturaleza, una unidad necesaria” es precisamente el título del último de sus libros). De esta manera, la epistemología (“el meollo de la cuestión” acostumbraba a llamarla) deja de ser una filosofía abstracta para transformarse en una rama de la historia natural. En este punto se hace importante resaltar el enorme paralelismo existente entre las reflexiones de Bateson y las de Humberto Maturana. Baste señalar, por ahora, que el Departamento de Neurobiología y Neurofisiología que dirige Maturana en la Universidad de Chile, se le conoce también como el Departamento de Epistemología Experimental.

Centrándonos mas en el tema de las relaciones entre el cambio cultural y las reflexiones batesonianas quisiéramos plantear que, mas allá de los aportes teóricos conceptuales de Gregory Bateson -que permitieron abrir la mirada psicológica desde el individuo hacia los sistemas que lo constituyen en tanto tal en sus relaciones cotidianas- algunas hipótesis sobre los aportes del “estilo reflexivo” de Gregory Bateson. Ya hemos estipulado ciertas consideraciones sobre su particular forma de reflexionar e intentaremos ahora sistematizarlas un poco mas.

Forma y contenido. Ese es el asunto. Quién pretenda poner en evidencia la red de relaciones en la que se desenvuelven nuestras vidas y como esas relaciones se enmarañan unas con otras, se encuentra, obviamente, intentando encontrar formas comunes a procesos disímiles y diversos. Esa es la búsqueda de la “pauta que conecta”. En todos los procesos, al menos en aquellos relacionados al desarrollo y evolución de los seres vivos (el mundo de la “creatura” diría Bateson parafraseando a C.G. Jung) deben existir relaciones “formales” posibles de poner en evidencia y vivenciar. Se trata de vivenciar existencialmente la mayor cantidad de relaciones que circundan (contextualizan) y dan forma a nuestras vidas. Finalmente todo está conectado con todo. La metáfora de la mariposa de Prigogine se transforma asi en una guía para la acción. Pero los cambios culturales no solo estarán “conectados” a “teorías” sobre lo que se está aquí planteando. Las teorías son “cognitivas”, pertenecen al mundo del conocimiento, al mundo de las ideas como él gustaba llamar. En Bateson (como también en Maturana) todo conocer es un hacer y todo hacer es un conocer. El intento de Bateson es que las “teorías” se transformen en actitudes de vidas. El “mundo de las ideas”, la “noosfera” de Theillard de Chardin, es parte constitutiva -y sigue la lógica- del proceso evolutivo de los seres vivos. Debemos “ver” y sentir todos los arcos relacionales que configuran nuestras vidas. Debemos vivir asumiendo existencialmente que, efectivamente el aleteo de una mariposa en Singapur puede ocasionar una tormenta en Nueva York. El asunto es ¿como lo hacemos?. Bateson diría: cambiando nuestra epistemología, y nuevamente la pregunta se desplaza…..¿como hacemos aquello?. ¿Como accedemos a otra epistemología?. ¿Como escapar al modo de pensamiento lineal y causal nacido del Renacimiento?. Nuestra apuesta es que una lectura de Bateson es un camino posible. De ello queremos hablar.

Abrir los campos perceptuales. Observar y vivenciar los múltiples planos contextuales que configuran nuestras vidas, de eso se trata. La lectura de Bateson busca la apertura de la percepción. Bateson solía decir que “dos descripciones son mejores que una”. Lo que queremos decir es que la ciencia nacida del dualismo cartesiano, que no sólo es ciencia sino también una particular y unilateral forma de observar -y por lo tanto de vivir- es fragmentaria, reductora, causalísta….limita las posibilidades de ampliar nuestras vidas. Pensamos que la lectura de Bateson permite “ampliaciones de conciencia” generando procesos existenciales que facilitan el “darnos cuenta” de las complejidades que dan forma a nuestra existencia. Este “darnos cuenta” se traduce, casi por acto de magia, en una nueva manera de observar, de observarse…..de estar en el mundo. En este sentido es fundamental notar que la obra de Bateson es unitaria e integral. Bateson desarrolla “contenidos cognitivos”…conceptos, (sismogénesis, tipos lógicos, doble vínculo, etc.) pero al mismo tiempo asume en la “actitud” de su escritura y reflexión aquello que va descubriendo cognitivamente. Su lenguaje es coloquial. Mas cercano a una poesía que a la precisión científica. Su “forma escritural” envuelve contextualmente sus reflexiones conceptuales. En él no hay separación posible entre forma y contenido. La metáfora holográfica de Capra cobra aquí plena vigencia. La forma está en el contenido y el contenido es la forma.

Bateson cuenta “historias”. Extrañas. Desconcertantes. Terriblemente simples pero a la ves con-fundidoras. ¿De que está hablando este caballero?, es la primera reacción. Bateson, recordemos, “esconde” algo, decían sus alumnos. Bateson enmaraña historias, unas dentro de otras. (El capítulo “que no sepa tu mano derecha lo que hace tu mano izquierda” de su último libro: “El temor de los ángeles” terminado por su hija Marie Catherine, es una maravilla en este sentido. Sus “Metálogos” -pensamos- apuntan en la misma dirección). Bateson “obliga” al lector a reflexionar de una forma no acostumbrada en nuestra cultura. El pensamiento del lector se va cerrando en torno a si mismo. La recursividad de los procesos mentales queda así en evidencia. Se la vive pragmáticamente en el “ritmo” de la lectura. Su instrumento de cambio es la metáfora. Es decir, el sentido abierto al receptor. La precisión es reductora. La confusión de la metáfora es ampliadora por cuanto fuerza al pensamiento a reflexionar en torno a si mismo….a metareflexionar. Nuevo punto de encuentro con Humberto Maturana y su “observarse en el observar”. Esto de “contar historias metafóricas” será sistematizado por Watzlawick y su grupo (Palo Alto) en sus terapias de “inducciones paradojales”. De alguna manera Alejandro Jodorowsky -de una manera mas banal- hace lo mismo a través de su “Psicomagia”.

Aquí existe un punto de acercamiento entre las metáforas batesonianas y los trances hipnóticos de Milton Erickson (Jay Haley es el “puente” entre Bateson y Erickson). El punto es la con-fusión. Co-fundir…sobrepasar el uno…hacer, al menos…dos. En un mundo lleno de supuestas certezas, con una ciencia que pretende dar cuenta “objetivamente” de la “realidad”, la confusión se erige en un principio para el cambio personal y cultural. Estar confuso es precisamente quedar abierto a las abducciones batesonianas. La confusión obliga a buscar y a establecer relaciones nuevas allí donde perdemos las certezas. El mundo se nos derrumba porque los parámetros bajo los cuales lo observamos dejan de servirnos para explicarnos lo que sucede. Quedamos abiertos a generar(nos) nuevas explicaciones. Se nos “fuerza” a establecer nuevas pautas de conexiones. Se nos hace necesario reordenar nuestro mundo. Es decir ampliar la mirada. Abrir los arcos perceptuales. Es el “reencuadre” de los sico-terapeutas. “El brujo crea y abre contextos” solía repetir Bateson y el es -desde luego- un excelente brujo.

El contexto es un concepto capital en toda la obra de Bateson. Los tipos lógicos son, en alguna medida, cambios y desplazamientos de contexto. El doble vínculo es precisamente una particular situación contextual que genera otros contextos “atrapadoramente esquizogénicos”. El contexto es siempre información, o mas precisamente…es comunicación. ¿Como dar cuenta del contexto?. Es aquí donde nuevamente nos encontraremos con la necesidad de ampliar nuestra percepción, por cuanto finalmente, todo es contexto. Pero aquello, si bien es cierto podemos conocerlo y de alguna manera cognitivamente lo sabemos, no es simple asumirlo existencial y vivencialmente. Ampliar contextos es observar mas y mejor. No situarse en un sólo punto de observación (“dos descripciones son mejor que una”). La perspectiva es una sólo una construcción óptica/geométrica inventada en el Renacimiento. Relativizar las certezas. Abrir la mirada a la multiobservación. Pero no basta decirle al mundo: ¡¡¡ Señores, observen el contexto…!!!. La abducción batesoniana permite asumir, sino todo, al menos gran parte del contexto, por cuánto obliga a ampliar la reflexión para generar el significado. En este sentido la metáfora batesionana se asimila a los cuentos Koan del Budismo Zen. Abre la reflexión, destruye la certeza. Gran parte de la obra de Bateson es absolutamente contextual. Intenta -creemos que consciente de lo que está haciendo- “forzar” al lector a observar el contexto en el que se encuentra con la escritura. Nuevamente nos encontramos con esa escritura “no terminada en si misma” sino invitadora a reflexionar sobre el proceso de reflexión que se está generando en el momento de la reflexión. Una vez mas…..observación y meta-obsrvación.

Quisiéramos terminar este pequeño “paper” generando algunas reflexiones sobre los procesos educacionales en los que nos encontramos insertos. Se nos hace evidente que si Bateson estuviese en esta Universidad, y no sólo en ésta, en cualquier otra, o bién saldría despavorido de aquí o posiblemente le prendería fuego. Educación a “forceps”, controles de lectura donde se obliga al a-lumno (recordemos, “sin luz” …¿estudiantes “sin luz”?) poco menos que a repetir conceptos de memoria. Aprendizaje mas cercano al adiestramiento pavloviano que a un verdadero proceso de enseñanza-aprendizaje. “Procesos” de evaluación que se cierran en un número para “pasar de curso” y así suma y sigue. Es claro que no puede ser así. La Educación no puede ser eso. Los procesos, las relaciones, la creatividad de lo nuevo, quedan fuera de la educación institucionalizada. Se cercenan los continuos, Se fragmenta la realidad. Se les adiestra en las certezas cognitivas. En suma se les conduce a no ver el bosque por cuanto se les dirige la mirada hacia los árboles. Lo globalizante, la comprensión de los procesos, una verdadera mirada macroscópica, holística, ecológica de la mente diría Bateson, sigue ausente en la enorme mayoría de nuestras sacrosantas instituciones educacionales”.

BIBLIOGRAFIA.

1.- GREGORY BATESON.

– Pasos hacia una Ecología de la Mente. Carlos Lolhé-Planeta. 1991

– Espíritu y Naturaleza. Una unidad necesaria. Amorrortu. 1990

– La Unidad Sagrada. Pasos ulteriores para una ecología de la mente. Gedisa. 1993

– El temor de los ángeles. (en colaboración con Marie Catherine Bateson). Gedisa. 1989

2.- YVES WINKIN (compilador).

– La nueva comunicación. Kairos. ¿???

– Coloquio sobre Gregory Bateson. La historia de una herencia. Tiempos Nuevos. 1991

3.- FRITJOF CAPRA.

– Sabiduría insólita. Conversaciones con personajes notables. Kairos. 1991

4.- PAUL WATZLAWICK (compilador).

– La realidad inventada. Gedisa. 1990

– El ojo del observador. Homenaje a Heinz von Foerster. Gedisa. 1994

5.- MORRIS BERMAN

– El reencantamiento del mundo. Cuatro Vientos. 1991

Fuente, revista digital: http://www.sepiensa.net/edicion/index.php?option=content&task=view&id=341&Itemid=40

Autor: Guido Lagos Garay

“Gregory Bateson ( * Grantchester, Reino Unido, 9 de mayo de 1904 — San Francisco, Estados Unidos, 4 de julio de 1980) antropólogo, científico social, lingüista y cibernético cuyo trabajo interseca con muchos otros campos intelectuales.

Algunos de sus escritos más notables son encontrados en sus libros: Pasos hacia una ecología de la mente, 1972; Espíritu y naturaleza, 1979; El temor de los ángeles: epistemología de lo sagrado, 1987, publicado póstumamente y coescrito por su hija Mary Catherine Bateson”.

http://es.wikipedia.org/wiki/Gregory_Bateson

h1

LECTURA Y ESCRITURA, DOS CARAS DE UNA MISMA MONEDA

marzo 19, 2012

LECTURA Y ESCRITURA: DOS CARAS DE UNA MISMA MONEDA

Por Fanuel Hanán Díaz

D

esde hace algún tiempo se ha hecho especial énfasis en el desarrollo de planes de promoción de lectura en la escuela, considerando a esta última como espacio privilegiado para que el individuo pueda consolidad hábitos permanentes de lectura.  De esta manera, se ha intentado favorecer el desarrollo de una serie de habilidades y destrezas inteligentes, que tienen origen en la práctica de la lectura comprensiva.

Hacia los años setenta se puso de moda el término “animación a la lectura”, con lo cual comienzan a expandirse una serie de estrategias que intentaron destacar el uso del libro en el aula o la biblioteca, mediante propuestas lúdicas y grupales.  Poco a poco la necesidad de promocionar la lectura comenzó a apoderarse de numerosas  disciplinas, y ya no solamente esta preocupación obedecía a una razón pedagógica, sino también involucraba un bienestar social.  La lectura se vinculó, entonces, a los términos democracia, desarrollo y poder.

Hoy en día, en retrospectiva, algunos críticos señalan la mayor importancia que se ha dado históricamente a la lectura en detrimento de la escritura, como si ambas prácticas estuviesen divorciadas.  Sin embargo, es claro que estos procesos son dos caras de una misma moneda.

La lectura involucra un pensamiento constante (consciente o inconsciente) sobre la escritura, mientras que el proceso mismo de escritura exige diferentes niveles de lectura.  Para el escritor español Víctor Moreno, ambas destrezas encuentran un punto en común en el receptor/autor, cuya tarea esencial consistirá en hacer conscientes estos procesos, como una manera de iluminar el espacio compartido por ambos.

Y justamente esa reflexión podría ser el punto de partida para establecer puentes entre la lectura y la escritura en la escuela.  ¿De qué manera puedo  ayudar a mis alumnos a conscientizar que cada vez que se lee, se obtienen herramientas para escribir? ¿Cómo puedo estimular prácticas de escrituras creativas a partir de la lectura? ¿En que medida mis alumnos activan procesos de lectura (relectura, lectura profunda, lectura superficial) cuando están escribiendo?

Durante este módulo intentaremos establecer algunas particularidades de la lectura en función de la puesta en práctica de algunas estrategias de escritura creativa, que nos ayuden a desarrollar exitosamente este proyecto de creatividad literaria.  Por eso, debemos tener como punto de partida ciertas consideraciones acerca del valor social de la lectura, su inserción en la escuela moderna y, por supuesto, sus bondades como elementos estimulante de propuestas creativas verbales y no verbales.

Éste es el primer camino de exploración del docente, que en el nuevo marco educativo se convierte en un investigador capaz de hacer un diagnóstico de la condición de un grupo de alumnos, en relación con la práctica lectora y la valoración del libro.  ¿Cuánto tiempo le dedicamos a la lectura en el salón de clase? ¿Qué tipo de libros leemos en el aula? ¿Qué actividades propongo, qué acciones o recursos proveo para estimular la lectura entre mis alumnos? ¿Acompaño a mis alumnos a la biblioteca pública? ¿Soy un modelo lector para ellos?

Si nuestros alumnos están formados como lectores y han desarrollado hábitos de acercamientos al libro, sería más fácil hacer lo mismo con propuestas de escritura, a partir de distintos contextos significativos compartidos de manera colectiva.  Evidentemente que la acumulación de lecturas ofrece un bagaje más amplio para desarrollar propuestas a partir de la transformación, la imitación, la improvisación o la variación de algunos de los mecanismos de iniciación a la escritura creativa.

La lectura también ofrece amplitud de vocabulario e identificación de modelos textuales (estructuras), como por ejemplo: la apertura y cierre de cuentos, la creación de personajes o el seguimiento de patrones rítmicos.  Pero, sobre todo, ayuda a despertar la sensibilidad y la imaginación, dentro de un clima de libertad y sintonía con intereses individuales y grupales.

h1

Murió Moebius, el mejor ilustrador francés

marzo 16, 2012

“El dibujante francés Jean Giraud, más conocido como Moebius, uno de los artistas más influyentes del mundo del cómic, falleció ayer dejando una fértil obra encarnada en El teniente Blueberry y en sus incursiones en el cine”.

“Considerado uno de los lápices más importantes del noveno arte, Giraud falleció en París tras una larga enfermedad a menos de dosmeses de cumplir los 74 años, informó la agencia EFE.

“Moebius es uno de los creadores más importantes e influyentes del cómic mundial. No puedes decir que sabe de historietas si no conoces a este autor”, consideró Francisco Leñero, responsable del C+C Espacio y miembro de la agrupación Viñetas con Altura.

Sin embargo, Leñero reconoció que la obra del historietista no es muy conocida en el país. Mayormente debido a la dificultad de conseguir este material.

Giraud deja una obra extensa y un universo propio que pasó del realismo de sus primeros personajes, inspirados en el “far west” que conoció en México, donde fue a vivir su madre, a los abstractos dibujos que dibujó a partir de los 60, inspirados en un mundo fantástico y de ciencia ficción.

Fueron esas viñetas las que le valieron llamar la atención de directores cinematográficos que incorporaron su universo fantasioso a películas de culto como Alien, de Ridley Scott, El quinto elemento, de Luc Besson, o El secreto del abismo, de James Cameron.

Pero su fama internacional se había asentado antes de la mano de un personaje, El teniente Bluewerry, un “cow boy” que nació de sus lápices y de la pluma de Jean-Michel Charlier en 1963, y que firmó con el pseudónimo de Gir.

Supuso una relectura del género del western y encontró un enorme éxito de público que le abrió las puertas de las principales revistas ilustradas, empezando por Pilot, fundada por René Goscinny, creador de Asterix.

Pero en el cénit de su carrera, Giraud se cruzó con el artista chileno Alejandro Jodorowsky, exiliado en Francia, lo que le desvió de su carrera, hasta ese momento esencialmente realista, hacia universos más interiores e imaginativos de donde surge El Incal o Arzach, y donde comienzan a aparecer figuras surgidas directamente del universo onírico”.

Fuente:  Murio-Moebius-mejor-ilustrador-frances_0_1574842574.html

“Jean Giraud (8 de mayo de 1938, nogent-sur-Marne, Val-de-Marne, Francia – 10 de marzo de 2012, París, Francia) fue un historietista e ilustrador francés, que se dio a conocer con el seudónimo Gir y el western El Teniente Blueberry en 1964, para luego revolucionar la historieta de ciencia ficción de los años 70 y principios de los 80 con el seudónimo de Moebius y obras como El garaje hermético (1976-1979) o El Incal (1980). Tal fue su fama, que los medios de comunicación de su país llegaron a clasificarlo como compañero de los llamados nuevos filósofos (nouveaux philosophes) franceses”.

Para ver sus imágenes, ir a la página de Moebius:  www.moebius.fr

h1

Actividades para promover la lectura y la escritura creativa

marzo 5, 2012

ACTIVIDADES PARA PROMOVER LA LECTURA Y LA ESCRITURA CREATIVA.

Por: María Elena Maggi

  • Dramatización.  Puesta en escena de cuentos, narraciones y novelas.
  • Títeres. Elaboración y montaje de un espectáculo de títeres a partir de un cuento o narración literaria.
  • Reseñas o recomendaciones de libros.  Realizadas por los propios niños para usarlos en carteleras, periódicos escolares, exposiciones, etc.  Elaboración de pequeños catálogos o volantes para repartir en otros salones o a otros alumnos de la escuela.  Puede hacerse también en forma de carta o aun amigo, en la que se explica por qué les gustó un texto o un libro.
  • Hablar o escribirle al autor o a los personajes.  Puede realizarse a través de una dramatización en que el maestro o algunos niños hagan las veces del escritor o de los personajes de la obra, para conversar con ellos o hacerles una entrevista, o también por medio de cartas que les escriban.
  • El juicio.  Se organiza un tribunal con jueces, acusador, defensor y jurados para enjuiciar a algún personaje de un cuento. 3
  • Los lecto-juegos, propuestos por Martha Sastrías, que pueden ayudar al niño o profundizar  e  interpretar mejor una obra literaria a través de juegos:

 

¿Quién soy? Después de contar una historia con varios personajes, los niños por pareja o equipos, elaboran el vestuario de cada personaje, para el reconocimiento e identificación de estos.

¿Quién está escondido?  Los niños elaboran (con creyones u otros materiales) tantos cartones como personajes haya. El facilitador esconde uno de ellos y los alumnos deben averiguar cuál es el que falta.

¿Quién lo dijo? Decir, escribir o leer frases de diferentes personajes para que los niños descubran quién las dijo.

¿Cuál de las tres será? Elaborar un cuestionario sobre los personajes o situaciones de un libro, en el que cada pregunta tenga tres respuestas, dos falsas y una verdadera, a fin de que los niños individualmente o en equipos las respondan.

  • El cuento rompecabezas.  Se corta un cuento en varias partes y se distribuye entre los niños desordenadamente, para que lo armen nuevamente. (Robledo y Rodríguez). 4
  • Historias para jugar o una historia con varios finales.  Esta estrategia puesta en práctica por Gianni Rodari, ha sido muy utilizada.  Consiste en leer un cuento hasta un determinado punto –antes del desenlace- y proponerle a los niños que entre todos inventen o escriban el final.  También pueden escribirlo diferentes equipos o cada niño en forma individual.  Luego se puede escoger el que más guste al grupo o reescribirlo, tomando ideas o propuestas de varios alumnos.  Un ejercicio que estimula la capacidad de invención, así como el trabajo y gusto por la escritura.
  • Gran circo de papel.  Esta estrategia utilizada por Velia Bosch en sus talleres, consiste en ofrecer a los niños las estrofas de un poema para que ellos lo armen a su manera.  En un sobre cerrado permanece el poema tal y como fue escrito por su autor para, al final, compararlo con las creaciones de los niños.
  • El menú literario.  Con una serie de libros o lecturas los niños realizan un menú parecido al de los restaurantes con aperitivos, entradas, platos fuertes o principales y postres (Robledo y Rodríguez) 5 para ofrecérselos a otros “comensales” o lectores (niños de otro salón, o a los demás alumnos de la escuela).
  • Encuentros con autores o ilustradores. Para conocerlos o realizar actividades de lectura, escritura o dibujos con ellos.
  • Exposiciones de libros.  Organizar exposiciones en el salón, la biblioteca, el patio del recreo u otras áreas de la escuela.
  • Visitar bibliotecas públicas o las de los museos u otras instituciones.
  • Organizar recitales o foros.  Sobre un tema, un libro o un autor.
  • Organizar cine-foros.  Pasar películas basadas en obras literarias y abrir una polémica en la que se hable de la obra, se lean algunos pasajes, se confronten valores, etc.  Ejemplo: El principito, La Sirenita, Momo, etc.
  • Realizar campañas de lectura.  Los niños pueden realizar slogan, carteles o frases sobre la lectura para ubicarlos en diferentes sitios del colegio o la comunidad.

Para finalizar, queremos insistir en la necesidad e importancia de reivindicar la lectura gozosa, comprensiva y reflexiva de los textos literarios y los libros en el aula.  Todo ello con la finalidad de propiciar la comprensión lectora y alimentar la expresión oral y escrita, la creación literaria y la formación ética en nuestros alumnos, es decir, para enriquecer la vida de nuestros niños y jóvenes.

3  Rodari, Gianni.  (1992). Gramática de la fantasía. Barcelona: Ferrán Pelissa Editor. P.141-144

4  Ver Por una escuela que lea y escriba de Robledo y Rodríguez. P. 83-84

O.c   p. 86.

h1

Una lectora ¨amateur¨

febrero 11, 2012

Muere la poetisa polaca Wislawa Szymborska, premio Nobel de Literatura 1996.

En el artículo podrán disfrutar de dos textos inéditos en español en los que manifiesta su curiosidad y entusiasmo por la lectura. Una mujer encantadora y sencilla, que deja una obra hermosa  y de la cual podemos aprender o reflexionar sobre el acto de leer y de escribir, es, más que todo, un ejemplo de vida.

Algunos extractos del artículo:

¨…pequeñas reseñas en las que Wislawa Szymborska habla de libros de literatura, arte, historia, ciencia y filosofía, pero también de libros sobre animales, jardinería, momias, autoayuda y otros temas desdeñados por los críticos profesionales. Los comenta sin establecer juicios definitivos sobre ellos; lo hace con humor y a veces con ironía.

Para leer el artículo completo, hacer clic en el siguiente enlace: 9110672